Niña en sillón dental

Necropulpectomía en niños: lo que debes saber

La necropulpectomía es un procedimiento odontológico que se realiza en dientes temporales (dientes de leche) cuando la pulpa (el tejido que se encuentra en el interior del diente y contiene los nervios y vasos sanguíneos) está necrosada (muerta).

¿Cuáles son los síntomas de una necrosis pulpar en niños?

Los síntomas de una necrosis pulpar en niños pueden incluir:

  • Dolor intenso en el diente, que puede ser constante o intermitente.
  • Sensibilidad al frío y al calor.
  • Cambios en el color del diente, que puede volverse amarillento o grisáceo.
  • Inflamación y sensibilidad en las encías alrededor del diente.
  • Mal aliento.
  • Presencia de pus o secreción alrededor del diente.

¿Cuándo se realiza una necropulpectomía en niños?

La necropulpectomía se realiza en niños cuando:

  • El diente presenta una caries profunda que ha llegado a la pulpa.
  • El niño ha sufrido un traumatismo dental que ha dañado la pulpa.
  • El diente presenta una infección que ha llegado a la pulpa.

¿En qué casos no se recomienda la necropulpectomía en niños?

La necropulpectomía no se recomienda en los siguientes casos:

  • Cuando el diente está muy desgastado o dañado.
  • Cuando las raíces del diente están reabsorbidas.
  • Cuando el niño tiene una enfermedad sistémica grave.

¿Cómo se realiza una necropulpectomía en niños?

La necropulpectomía se realiza en dos o tres citas, dependiendo de la complejidad del caso.

Primera cita:

  • Se realiza una anestesia local para que el niño no sienta dolor.
  • Se coloca un dique de goma para aislar el diente.
  • Se elimina el tejido cariado y se accede a la cámara pulpar.
  • Se elimina la pulpa necrosada.
  • Se limpia y se desinfecta el conducto radicular.
  • Se coloca un medicamento en el conducto radicular para eliminar las bacterias.
  • Se coloca una obturación temporal en el diente.

Segunda cita (en algunos casos):

  • Se retira la obturación temporal.
  • Se realiza la limpieza y la desinfección final del conducto radicular.
  • Se rellena el conducto radicular con un material biocompatible.
  • Se coloca una obturación definitiva en el diente.

¿Cuáles son los riesgos de una necropulpectomía en niños?

Los riesgos de una necropulpectomía en niños son poco frecuentes, pero pueden incluir:

  • Infección
  • Dolor
  • Fractura del diente
  • Reacción alérgica a la anestesia

¿Qué cuidados se deben tener después de una necropulpectomía en niños?

Después de una necropulpectomía, el niño debe:

  • Tomar analgésicos si tiene dolor.
  • Evitar masticar con el diente tratado.
  • Cepillarse los dientes dos veces al día con una pasta dental con flúor.
  • Usar hilo dental una vez al día.
  • Acudir a revisiones dentales periódicas.

¿Es una buena opción la necropulpectomía en niños?

La necropulpectomía puede ser una buena opción para salvar un diente temporal que ha sufrido una infección o una necrosis pulpar. Este procedimiento puede ayudar a evitar la extracción del diente y mantener la salud bucal del niño.

Si tienes dudas sobre la necropulpectomía en niños, consulta con tu odontólogo.

Hola, 👋
Encantados de conocerte.

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio