Saltar al contenido

odonton

Lo que debes saber acerca de las carillas dentales

Elección del color en una joven mujer para la colocación de carillas dentales

Las carillas dentales son uno de los tratamientos de mayor demanda dentro de la odontología estética. Se caracterizan por su rápida implementación y alta estética visual.

Su construcción es personalizada de acuerdo a las características anatómicas del diente que se va a tratar. Lo cual ofrece naturalidad y armonía en la sonrisa de cada paciente.

¿Qué es una carilla dental?

Las carillas dentales son laminas muy delgadas de porcelana o composite que se pegan en la cara visible de los dientes, con el objetivo de lograr una mejor apariencia visual.

Dado el lugar donde se colocan estás laminas, es de suponer que su objetivo no es funcional, sino puramente estético. Ellas tratan de lograr armonía entre todos los dientes presentes en la cavidad bucal. Se confeccionan a la medida de cada diente para tratar de lograr naturalidad en ellos y así una sonrisa más bella y armónica.

Tipos de carillas dentales

A pesar de tener una única función, las carillas dentales están hecha de diferentes materiales. Los cuales en gran medida determinan su calidad y utilización por parte de profesionales y paciente.

Carillas de porcelana o cerámicas

En este grupo podemos encontrar dos tipos

1- Las carillas ultrafinas: Este tipo de carilla es muy fina, tienen un grosor de 0.3 a 1mm. Lo que hace posible que por regla general no sea necesario realizar una preparación( desgaste y pulido) del diente.

Estas carillas tienen una gran calidad y dada su calidad gozan de una gran demanda por los pacientes.

Además a pesar de ser muy finas tienen mucha resistencia debido a que durante su proceso de construcción se emplea porcelana inyectada ( Sistema innovador de restauración con porcelana de materiales altamente estéticos y muy resistentes).

Las clínicas que cuentan con profesionales calificados y equipamiento de alta tecnología fabrican estás carillas de porcelana en un tiempo récord de 72 horas. Cuando hace algún tiempo atrás era necesario esperar un mes para su terminación.

Así mismo disponen de escáner 3D que realiza un registro virtual de la cavidad bucal para en casos de fractura de la carilla u otra emergencia el paciente no tenga que regresar nuevamente a la clínica.

Dentro de las carillas de porcelana tenemos dos marcas fundamentales. Las LUMINEERS y las E.MAX, ambas son las más utilizadas actualmente.

2- Carillas de zirconio: A pesar de ser un material muy resistente y estético, se utiliza sólo en casos muy específicos.

Son carillas más opacas y de mayor grosor que las carillas ultrafinas. Lo que las hace menos estéticas y un tanto subutilizadas en la práctica odontológica.

Las mismas se emplean en aquellos pacientes que presentan pernos coronarios.

Carillas de composite

Las carillas de composite no son como las ultrafinas, pero también son muy estéticas. Y son mucho menos utilizadas ya que tienen menos durabilidad.

Muchos profesionales la indican en los pacientes jóvenes ya que no se necesita realizar ningún tipo de desgaste o preparación en el diente para su colación.

Además en los jóvenes está contraindicada la utilización de las carillas de porcelana hasta los 18 años.

Tambien son carillas reversibles, es decir se pueden retirar fácilmente si el dentista lo decide y luego colocar las de porcelana.

También son muy empleadas en trabajos sencillos para corregir el color, espacio y posición de dientes en pacientes jóvenes.

¿Cuándo necesito carillas dentales?

Se utilizan para mejorar las piezas dentales que no estamos muy a gusto con ellas. Por lo que se utilizan en los siguientes casos:

  • Pacientes que no están conformes con el color, tamaño, posición y forma de sus dientes.
  • En dientes agrietados, con desgaste o fracturados.
  • Manchas o tinsiones a nivel de esmalte.
  • En caso de dientes separados (diastemas) o torcidos.
  • En piezas dentales que después de recibir un tratamiento de endodoncia se calcificaron.
  • Ante el fracaso a la realización de tratamientos de blanqueamiento dental.
  • Las carillas estéticas pueden ser una alternativa a la ortodoncia en caso de que una persona quiera cambiar levemente la forma de sus dientes.

Colocación de las carillas dentales

Una vez determinado el tipo de carilla que se va a utilizar se realiza un leve desgaste del o los dientes a tratar.

Luego colocamos la carilla con un material adhesivo que pega fuertemente la misma al diente.

Ventajas y desventajas de las carillas de porcelana y composite

Teniendo en cuenta que en la práctica odontológica las carillas más utilizadas son las de porcelana y las de composite o resina, hablaremos acerca de las ventajas y desventajas de ambos tipos.

Durabilidad y resistencia

Las carillas de porcelana tienen un mayor tiempo de duración que las carillas de resina, pueden llegar a durar hasta 15 años. Además no se tiñen ni se fracturan si se siguen las indicaciones de su odontólogo.

Aunque según investigaciones realizadas los expertos plantean que las carillas de porcelana piden llegar a durar hasta 30 años.

En cambio las carillas de composite sólo pueden llegar a durar 5 años. Además de que se frscturan y se tiñen con alimentos como el café, vinos, refrescos, etc.

Al cabo de los 5 años se necesitan del mantenimiento y pulido de las mismas.

Reparaciones

Es difícil que las carillas de porcelana se fracturan por alguna razón. Sin embargo las carillas de resina do susceptible de sufrir fracturas.

Las reparaciones de las carillas de porcelana se realizan en un laboratorio, mientras que las de composite se precisa de una consulta.

Precio

Ed de suponer que por la calidad de las carillas de porcelana, basadas en su estética y resistencia, estás sean mucho más caras que las de composite.

No obstante en el momento de optar por una de ella debe valorar que las carillas de porcelana presenta beneficios a largo plazo ya que no se transforman con el paso del tiempo, además de ser más duraderas

Sin embargo, en caso de que un paciente desee obtener mayores beneficios a largo plazo, es recomendable que opte por carillas de cerámica, ya sean Lumineers o e.max.  

El precio de las carillas de resina oscila alrededor de los 350 a 380€, mientras que las de porcelana está entre 700 y 750€. Aunque estos precios son relativos ya que depende de la clínica, del tipo de tratamiento a realizar y de la tecnología que se valla a utilizar.